Alejandro Bresler es sólo un empleado del templo del conocimiento. Si tiene quejas, presente una nota por triplicado en la central y espere lo que haiga que esperar.

viernes, 18 de junio de 2010

Al público en general - Actualización doctrinaria para la toma del poder en Sudáfrica

Estimados:

Empecemos por donde siempre. Análisis de las encuestas pasadas:

- La primera de las encuestas estaba destinada a medir el grado de tolerancia a la diversidad cultural por parte del alumnado. El resultado fue trágico: el 70% de los participantes eligió opciones que abarcaron desde el asesinato simple y llano hasta la instrumentación de las vuvuzelas como juguete sexual involuntario (los más piadosos, sólo se pronunciaron a favor de una pertinente lubricación, lo cual es misericordioso pero inmundo y perverso... ¿qué tienen en la cabeza, muchachos?). Así, una demostración popular, festiva, colorida y alegre es sencillamente catalogada casi como un delito grave. Un paso atrás en la construcción de un mundo sin odios y con consensos, más aun teniendo en cuenta que sólo un 6% de los encuestados se manifestaron a favor de promover una paz mundial que, se ve, está cada vez más lejos. Triste. Doloroso (sobre todo para los que caigan en garras de quienes promueven no envaselinar las vuvzelas).

- La segunda encuesta demuestra el grado de fanatismo cuasi místico de la juventud argentina, perdida en una nube de exitismo, alcohol, sexo, droga y pornografía en Internet. Si bien es cierto que gran parte se pronunció a favor de la paz mundial (lo cual es bueno, pero se contradice con lo expresado en la encuesta anterior y por lo tanto es mentira y por lo tanto es malo), es sorprendente que muchos prefieran una eventual presidencia de Macri a frustrar las posibilidades de ver campeón al seleccionado nacional. Esto es una muestra de fanatismo en tanto es obvio que nadie quiere que Macri sea presidente en 2011 (me apuntan acá que hay gente que sí, pero es demasiado absurdo como para creerlo). Ya lo dije en otras oportunidades: no adoréis falsos ídolos (en este caso, jugadores de fútbol), no sucumbáis al influjo de la tentación exitista y efímera, no depositéis vuestros anhelos en intrascendentes manifestaciones vulgares. Sólo estudiéis, trabajéis y Angra dos Reis.

Aclaro, por si algún despistado lo necesita, que mis propios deseos de que Chile y Argentina realicen una destacada labor en este campeonato mundial no se deben al fanatismo (que no poseo, en tanto soy un hombre de la intelectualidad y la cultura), sino a un elevado sentimiento patriótico y, sobre todo, latinoamericanista. Mi interés en este torneo es meramente socio - antropológico (o sea: científico).

Es en tal sentido que deberá entenderse el riguroso análisis que se hará a continuación de los partidos jugados hasta aquí. Lean con suma atención porque hallarán claves de comprensión de los complejos procesos de producción del conocimiento. Nada de lo que aquí se escribe carece de interés pedagógico.

- Italia - Paraguay: El primer partido jacobino del mundial. Decididos a cortar de cuajo con el desviacionismo contrarrevolucionario que intentaba (sin éxito, aclaremos) promover la belleza en el juego, veintidós auténticos Robespierres del fútbol decidieron cortar, si no cabezas, al deporte mismo. Jugaron a algo, aunque aun no sepamos muy bien a qué (hay gente estudiando el asunto).

- Nueva Zelanda - Eslovaquia: Primer gran tragedia del mundial. Una horda de infames que reciben el nombre de "alumnos del CBC" decidió, a principio de cuatrimestre, ignorar la existencia de un mundial. Esta ignorancia imperdonable los llevó a anotarse en una materia que se cursaba en la misma hora que el partido. Se sumó a ello la fatídica decisión de un cruel titular de cátedra de asignarme dicho horario. No vi el partido. Odio a todos. A todos.

- Costa de Marfíl - Portugal: Un canto al fútbol. Lamentablemente, en el fútbol es mejor hacer goles que cantar y el partido fue la peor catástrofe mundial del año después de mis horarios de cursada superpuestos a los partidos. Lo bueno: los nombres de los jugadores son tan ridículos que uno puede disfrutar del partido burlándose de ellos (Duda, Pepe, Deco, Nani, Siaka Tiene, Yaya Touré). Lo malo: juegan al fútbol (o algo así)

- Brasil - Corea: No pienso analizar un partido de Brasil hasta que de una vez alguien acometa la tarea de reponer los apellidos de los jugadores brasileños. Es poco ético que supuestos astros del deporte intenten esconderse bajo la sombra del anonimato como defensa anticipada por su bajo desempeño: ¿Nilmar qué? Adriano qué? Es una vergüenza, además, que lo que se supone es un equipo candidato a un título del mundo imponga a la humanidad la penosa labor de decir palabras como Kaká o Elano. Por otra parte, ya hablé en entradas anteriores sobre los japoneses y los otros coreanos y lo ratifico: no se pueden distinguir, no se pueden pronunciar, no se pueden detener... es una vergüenza. La FIFA deberá tomar cartas en estos asuntos urgentes.

- España - Suiza: se dio la lógica, en un pobre partido. Un encuentro entre la pulcritud, el funcionamiento institucional sin fisuras, la cordialidad y, sobre todo, la blondez inmaculada, por un lado y la barbarie, el idioma castellano y el peinado de Puyol, por el otro, concluyó con un triunfo del mecanismo relojeril (y rubio, no olviden eso). Me dicen nuevamente acá que no es así, ya que España era el candidato natural a ganar el partido. No puede ser. Yo creo que de Alemania para arriba es otra cosa, como que allá es distinto. Mejor. Bien por Suiza.

- Chile - Honduras: El campeón arrancó con todo. Pase, toque, tiki tiki, taka taka, tucu tucu y Alexis Sánchez, el nuevo dios al que futuras generaciones venerarán como el más excelso de los seguidores del gran buda moderno: Marcelo Bielsa. Es una pena que el hermano pueblo de Honduras haya tenido que sufrir el embate de esta máquina del fútbol. Un abrazo latinoamericano para los hondureños.

- Sudáfrica - Uruguay: Alto aquí. La tarea realizada por los jugadores uruguayos merece el primer agradecimiento incondicional del mundo en general. Habida cuenta de la inflexible posición de la FIFA en torno a la eliminación de las vuvuzelas, el conjunto uruguayo se ofreció como estandarte de la eliminación de la presencia de los sudafricanos mismos. Ya hay polémica, en tanto fuentes muy confiables aseguran que los mismos jugadores sudafricanos se ofrecieron cual corderos sacrificiales al plan, ya desesperados de años y años de jugar rodeados por el sonido infernal de los diabólicos adminículos; ¿estamos ante el primer escándalo del mundial?

- Francia - México: Los franceses son otra cosa. Allá es distinto (como en Suiza, pero un poco menos porque Francia es más al sur y, por ende, peor). Campeones en el 98 y subcampeones en el 2006, los franceses develaron al fin su estrategia en pos de la paz mundial: un campeonato, en la final; al siguiente, fuera en la primera ronda. Ellos, inventores de la igualdad, la fraternidad y la igualdad (y las medialunas denserio, no como acá), dan cada cuatro años a otros equipos hermanos la oportunidad de lucir su juego. México, por su parte, deberá cuidarse en el futuro, en tanto no todos los rivales le ofrecerán tanta cordialidad (además de revisar el peinado de Andrés Guardado, que está al borde del reglamento).

- Grecia - Nigeria: Al fin lo que todos esperábamos desde el primer partido: la violencia criminal. Los nigerianos asumieron el papel de víctimas propiciatorias para reparar (es una manera de decir, en tanto el verdadero objetivo era más bien romper, en este caso a un jugador rival) el daño que le estaba haciendo al espectáculo la falta de la patada artera, el botín en el ojo, el codazo en la nuca y el tobillo fracturado que tanto colorido le dan al fútbol. Grecia, mezquinamente, no sólo no devolvió la gentileza sino que ganó el partido. Injusto, desde ya. Mucha filosofía, mucha ética nicomaquea, mucho Sófocles; pero nada de gratitud. El partido, más allá de estas consideraciones, fue bastante entretenido, porque pudimos disfrutarlo con esa esperanza (incumplida, pero esperanza al fin) de ver algún hueso saliendo de la pantorrila de un nigeriano, alcanzado por la venganza griega.

- Argentina - Corea: Nuevamente el destino se burló de mí. El mismo día en que se presentó el combinado nacional, pusieron en Disco una oferta de mermelada de kiwi con el 40% de descuento. Seguro de que era un "ir y volver" me acerqué al negocio, pero las hordas ciudadanas habían asaltado el lugar, atraídas por tan irresistible promoción. Lo malo: no vi el partido. Lo bueno: me compre 18 frascos de mermelada de kiwi a $5. De todos modos, mientras esperaba en la caja pude escuchar que multitudes gritaban el nombre de Demichelis, por lo que presumo que volvió a ser figura. Bien por el, bien por Argentina. Vamos Argentina.

- Alemania - Serbia y Eslovenia - EEUU: nuevamente el CBC, los alumnos y Heler arruinaron mi día, mi semana, mi vida y la de mis hijos. Lo malo: no vi los partidos. Lo bueno: la razón por la que no los vi fue que estaba tomando exámenes y, por ende, la venganza será rápida, que es como funciona. Digo, de todos modos, que los resultados de los partidos fueron los esperados: se impusieron los poderosos combinados serbio y esloveno. Alguien dirá que es inconsistente postular esto luego de haber afirmado la superioridad nórdica. Error: el combinado alemán pone todas sus esperanzas en un señor que se llama Klose. Miren su pelo. Es morocho.

Llegamos hasta aquí. Ya puse nuevas encuestas.

Saludos a todos

17 comentarios:

Samuel dijo...

Le faltó Inglaterra - Argelia, pero no se perdió nada. Hubiese preferido que un norcoreano enfadado me saque los ojos con una cuchara.

Pd: Victor Hugo Morales dixit
"Entra Dani Alves por elano"
"La espera elano bien abierto por..."

Alejandro Bresler dijo...

Samuel;

no me faltó, sólo escribí el post antes; pero el resumen bien podría ser el siguiente:

Inglaterra - Argelia: ¡Mátenme, por el amor de Dios! ¡Por favor, por favor, mátenme!

Muy bueno lo de Víctor Hugo. No me engaña: lo dijo a propósito.

Saludos

musidora dijo...

victor hugo poeta
lo tuyo bresler es de maníacos ¿te viste todos estos partidos?

Anónimo dijo...

Profesor, no se si le llego mi otro comentario, diciendole que estuve muy enferma y no pude asistir a rendir el examen,
y quisiera saber si por favor pudiera tomarmelo en otra fecha.
p.d. tengo el certificado medico

gimena uria

Alejandro Bresler dijo...

Paula;

Por supus que vi todo. Y veré todo también. Milito el mundial como mi escapismo futbolero más genuino. Después descanso cuatro años y otra vez a empezar.

Y sí, Víctor Hugo es un poeta.

Gimena;

leí tu comentario. Venite el jueves con todo leído.

Saludos

Anónimo dijo...

muchas gracias.
el jueves a que hora?
yo tengo clases con usted los viernes de 7 - 9am.
Pero normal voy el jueves, solo digame la hora.
saludos.

gimena uria

Alejandro Bresler dijo...

No sabía que venías los martes y viernes (pensé que eras de la comisión de lunes y jueves).

Vení mañana (martes 22) a las 7.

Saludos.

Jeremías Wald Acuña dijo...

Alejandro, no sé si te diste cuenta, pero el equipo de Alemania (varios son titulares) está compuesto por 2 turcos, 2 polacos y 2 brasileños (y no sé si me falta alguno). Hitler sale de su tumba para volver a pegarse un tiro.

Alejandro Bresler dijo...

Alemania se está llenando de negros. Eso no es malo: el peronismo alemán está a la vuelta de la esquina. Vamos todavía.

Adrián S. dijo...

Me temo profesor que el peronismo alemán es novedad desde el año '50. Le viene dando de comer a Editorial Perfil, a varios documentalistas necesitados de efectivo, y a otros cuantos teóricos de la conspiración.

Alejandro Bresler dijo...

Pero el que se viene ahora es re-grosso, lleno de negros de en serio, polacos de nariz colorada y turcos suicidas... otra que los descamisados.

Carolina Montonati Adamowicz dijo...

Hej!! No se metan con los polacos, eh! Que estamos en todos lados, incluso debe haber algún que otro loco polaco y peronista... ¬¬
Nos vemos el Jueves.
Saludos!

Tomàs Yriart dijo...

Definitivamente la materia esta te cambia el bocho. ¿Què opinion tenes ahora de este articulo, y que opinion tenias antes de cursar?

http://ar.news.yahoo.com/s/reuters/100622/n_health/salud_palomas_bacterias_1

Muy comecraneo...

(no suma nota de el examen si contestas en este blog)
(todavia)

Nicola dijo...

Sin referir al tema en cuestión, Yo sabía que esto iba a terminar así. Cursé pensamiento científico hace un año creo. Me preguntaba por qué el profesor Alejandro, que me puso un diez y a beber -dicho sea de paso, le hice caso y también lei algo de Rabelais- no desvariaba un poco en su bloc.
y Así fue...
aprovecho para mandarte un abrazo, y felicitarte por tu forma de llevar la clases...
Es importante el reconocimiento y la distancia,en este caso, evita el sonrojamiento (o como se diga).
serásta luego

Alejandro Bresler dijo...

Carolina;

No me meto con los polacos, porque toman algo que parece alcohol fino (pero un poco más fuerte). Deben ser hombres rudos; y si a eso le sumamos que andan con una murra que ni me digas, mejor tenerlos de amigos. Por otra parte, le han dado al mundo cerca del 95% de los apellidos más impronunciables de la humanidad. Y que son peronistas, no lo dudes (todos somos peronistas, no lo olvides).

Tomás;

El que me cambió el bocho fuiste vos, con esa nota que mandaste. Temo por mi vida, en tanto soy de los que llevan maiz a la plaza y se jactan de lograr que las palomas se le suban a diversos sectores del organismo humano. Lo que para mí era una fuente de delicioso disfrute con el contacto con la naturaleza y la mierda de paloma, ahora se ha transformado en incontables experiencias en las que probablemente haya contraído el tifus, el cólera y la sinusitis (entre otros coleópteros por el estilo). Gracias; me arruinaste los domingos.

Nicola;

te agradezco dos cosas:

a) El saludo y el reconocimiento (de algo que reconociste, porque estás un poco chiflado)

b) La introducción del término "serásta" en mi vocabulario. Un hallazgo.

Saludos

Adrián S. dijo...

Para el parcial de Filosofía me tuve que meter con Nietzsche, y en su panfleto "Sobre la Verdad y la Mentira en Sentido Extramoral" habla de la Ciencia en general en la misma línea que estuvimos viendo: que buscar el conocimiento de manera desinteresada es ajeno al hombre, y que este sólo se ocupa de buscar la verdad en tanto esta sea útil a su existencia. También se refiere en varios puntos a los orígenes de la epistemología, diciendo que sólo surgió de manera contingente y como producto de la lucha entre instintos. Sobre esto hay algunos comentarios de Foucault en el mismo texto.

"En un planeta pedorro unos seres altaneros que no hacían otra cosa que mirarse el ombligo, inventaron el conocimiento creyéndose muy astutos y eternos". Me gusta como escribe.

Iba a decir que hubiese esta bueno trabajarlo, pero sospecho que de alguna manera lo hicimos.

Alejandro Bresler dijo...

No se dice "planeta pedorro", sino "planeta del orto". Por favor, Adrián, fijate en esas cosas formales, que no son superfluas.